Pez Puffer

pez puffer peces bonitos

Puffer moteado o puffer verde

Este es un ejemplar que levanta pasiones en el mundo de la acuariofilia. Dicha popularidad se debe a su particular aspecto que le confiere un aspecto divertido digno de admirar a diario en nuestra pecera. Pertenece a una de las familias de peces más conocidas por todos como son los peces globo siendo el único de ellos que puede vivir en agua dulce. Ven a conocer a este singular pez y aprende todo lo que necesitas saber sobre sus cuidados para poder disfrutar de él en toda su plenitud. Expertos criadores y las autoridades también han estimado mucho a estos animales ya que pueden acabar con las plagas de caracoles formadas en los espacios en los que viven.

Podremos encontrarlos en aguas asiáticas, en los ríos de países como Sri Lanka,China o Indonesia.

Nombre

Su denominación latina es Tetraodon nigroviridis dado que pertenece a la gran familia de los Tetraodontidae. Comúnmente se le conoce como pez puffer, puffer moteado, pez globo enano o puffer verde ya que todas las denominaciones son correctas en este caso.

Morfología

morfologia del pez puffer

Existe una diferencia entre los géneros y esta es el tamaño de los ejemplares. Los machos alcanzan los 18 centímetros de longitud mientras que las hembras no sobrepasan los 15.

Su cuerpo carece de escamas, estando únicamente rodeado de un líquido acuoso. El color que presenta es verde, siendo especialmente patente en la parte superior del ejemplar. Su decoración principal son motas de un tamaño similar al ojo del propio animal. Estas motas pueden recordar en algún caso a las que presentan las jirafas. En la parte ventral este color verdoso desaparece pasando a ser blanco en condiciones normales, a no ser que se asuste momento en el que pasará a ser gris. Es conocido que cuando los miembros de la familia de los peces globo se asustan inflan dicha cavidad. Logran esto acumulando aire y agua. Aunque es algo digno de observar no deberemos provocarlo ya que les causa un tremendo estrés. Tenemos que pensar que ellos creen firmemente ser atacados, algo realmente complejo para todos nosotros los seres vivos.

Presentan unos grandes ojos saltones que tienen la capacidad de moverse de forma independiente. Llegan a vivir entorno a 8 años.

Reproducción del pez puffer

El tamaño no es la única diferencia entre los machos y las hembras. Observaremos también como la parte ventral de los varones es de un tono marrón mientras que en las féminas siempre será blanco. Ellas también suelen ser más redonditas e “infladas” que ellos.

Como es habitual en el mundo marino, los peces depositan todos sus huevos en plantas a los que quedan adheridos.

Comportamiento

comportamiento del pez puffer

Son peces cuyo carácter es agresivo y territorial, especialmente con peces de su misma especie más aún cuando tienen un tamaño menor a ellos. Otro rasgo distintivo es la curiosidad, para conocer en totalidad su entorno lo morderán sin excepción incluyendo a otras especies que viven con ellos, las plantas e incluso las rocas.

El veneno del pez globo

Para poder defenderse de otros animales pueden segregar una sustancia altamente tóxica conocida como tetrodotoxina. Dicho veneno se trata de una neurotoxina, de forma que su ataque principal se focaliza en el sistema nervioso central. Lo que hace es impedir que la información pase de unas neuronas a otras, impidiendo que se sucedan todo tipo de acciones incluidas las básicas para la supervivencia como es el latido del corazón o la respiración. Este es el principal motivo por el cual únicamente los chefs que han recibido una formación específica pueden preparar al pez globo para ser consumido. El veneno se guarda en algunas partes del cuerpo del ejemplar que serán evitadas por el cocinero experto.

Alimentación del pez puffer

Es carnívoro y les gusta depredar como se puede deducir de su carácter fuerte. En cautividad de alimentaremos de larvas de mosquito, moluscos o mariscos como el camarón. Dichos alimentos deben estar vivos. No olvidemos que les encantan los caracoles, de modo que podemos optar por saciarles en este sentido. Con el tiempo podrá aceptar escamas y otras presentaciones en seco pero se debe introducir poco a poco y tener paciencia ya que serán reticentes.

Acuario

Dada su personalidad no es bueno que convivan con otras especies. Lo mejor es diseñar una pecera donde podamos introducir otros de su mismo género. Como es habitual, construiremos una decoración rica en rocas, plantas y troncos, con zonas donde puedan esconderse y con sombra. Si deseamos empezar de forma sencilla con ellos, podemos optar por un introducir a una pareja para lo que necesitaremos un estanque de tan solo 60 litros. Esto sería adecuado para los ejemplares jóvenes, cuando crezcan y alcancen su tamaño máximo había que incrementar su espacio a 150 litros mínimo. Dejaremos un espacio libre para que nade a gusto.

acuario pez puffer

Un pH alcalino es adecuado para ellos, nunca menor a 7,5, la dureza en torno a los 15 grados, temperatura más bien cálida en torno a los 28ºC y una salinidad un poco menor a lo común en valores de 1.010. Esto se debe a que son peces de agua dulce que gustan de climas más bien tropicales. Preguntaremos al criador para conocer las características de sal en las que se ha criado y las mantendremos para evitar disgustos. Los valores predeterminados tienen que ser estables en todo momento, cuidaremos muy mucho de esto ya que pueden perecer rápidamente ante los cambios.

Compañeros de acuario para el pez puffer

Su carácter curioso que resulta insaciable es un elemento que deberemos cuidar especialmente pues tenderán a morder a sus vecinos, no como ataque, sino como forma de conocerles mejor. Los expertos recomiendan que el pez puffer se codee con las siguientes especies:

  • Pleco de borneo. Es un pez extremadamente tranquilo que no se meterá en líos con nuestro protagonista. La convivencia tranquila puede verse alterada en época de cría del pez puffer.
  • Otros de su misma especie. Aunque tendremos cuidado con los tamaños que juntamos. Lo mejor es preguntar al criador, quizá ya haya establecidas parejas y jerarquías en torno a los territorios de modo que podremos trabajar a partir de ello.