Pez Nemateleotris Decora

nemateleotris-decora-peces-bonitos

Nemateleotris Decora

Este pequeño pez dardo es uno de los más valorados por los aficionados a los acuarios. No es de extrañar dada su extraordinaria belleza que puede ayudar a aumentar la belleza de nuestras peceras convirtiéndose en el protagonista de nuestra creación. La Nemateleotris Decora es un pez recomendado para iniciados y para novatos dada su facilidad de cuidado.

Hábitat

Es un animal de aguas saladas, presente en países como África, Australia, Japón o las islas Hawaianas.

No suele bajar más de 70 metros de profundidad y lo veremos de cara a la corriente para recibir todo tipo de alimentos.

Características físicas

caracteristicas físicas nemateleotris-decora

Su cuerpo es alargado y fino, con forma cilíndrica. La pequeña cabeza adquiere normalmente tonalidades amarillas aunque en otros casos puede ser simplemente blanca. Tras ello pasa en forma degradado a violeta haciéndose este color cada vez más potente según se llega a la cola. Otras variedades tienen esta transición en tonalidades marrones. Sus aletas presentan impresionantes coloraciones como son azul índigo en la aleta caudal con decoraciones en rojo o naranja o bien con motivo ribeteado en púrpura. Las aletas dorsal y anal son rojas o naranjas con motivos en azul o púrpura. La aleta dorsal tiene una longitud considerable, de hecho, puede desplegarla a placer a fin de poder agarrarse en sus escondites o de hacer notar su presencia.

Los ojos del animal resaltan bastante dada su dimensión. Pueden tener el líquido ocular coloreado de suaves azules.

Presenta 8 espinas distribuidas la mayoría en la parte dorsal y una en la parte anal con 63 radios blandos distribuidos en estas posiciones.

El tamaño que puede alcanzar es de 9 centímetros de largo.

Alimentación

Atrapan pequeños crustáceos, sus larvas y zooplancton a una profundidad media, es decir, comerán aquello que esté suspendido y no lo depositado en el sustrato.

Comportamiento de la Nemateleotris Decora

comportamiento nemateleotris decora

Su personalidad es eminentemente reservada, gusta de resguardarse en recovecos y cuevas. Es uno de los peces más ágiles, rápidos, con mejores reflejos y mayores velocidades. Tiene vida diurna de modo que deberemos simular con luz artificial el ciclo día noche para que pueda descansar una vez cae la noche. Los primeros días son decisivos para su supervivencia en nuestro estanque ya que debe encontrar un hueco, escondite o cueva donde dormirá. En este período es posible que sea devorado por otros peces o atacados por anémonas. Si queremos que nuestro Nemateleotris Decora sobreviva no introduciremos este tipo de peligros a menos que el animal ya esté bien asentado en su nuevo hogar. Para no complicarse mucho una buena idea para empezar puede ser tener únicamente un ejemplar en el acuario y que corresponda a esta especie. Luego podemos ir añadiendo más elementos al acuario, preferiblemente otros Nemateleotris Decora. Esto se debe a su comportamiento en grupo es algo digno de ver y ya que disponemos de una ventana a la vida acuática podemos llegar a presenciar estos impresionantes acontecimientos naturales en primera fila. Realmente curioso es el comportamiento con la pareja que eligen. Veremos como van juntos a todas partes sin separarse apenas.

Reproducción

Es una especie monógama que en cada puesta logra colocar unos 500 huevos de media. Tras 4 días de gestación nacen las larvas que no serán mayores a 2 milímetros de longitud. Las diferencias entre géneros no son apreciables a simple vista de modo que hay que esperar a que ellos mismos de forma natural se emparejen.

No es adecuada la reproducción en cautividad del animal dada la complejidad de cuidado de los alevines. Conseguirlo no es imposible pero la pareja debe contar con unas características de agua, alimentación y compañía en el acuario que sean perfectas si no, no podrá conseguirse. Es bueno retirar los huevos una vez puestos a una pecera guardería donde criaremos a los nacidos hasta que alcancen un tamaño adecuado para volver a su lugar de origen. Este lugar de crianza debe tener las mismas características técnicas y paramétricas que la pecera principal. La alimentación de los alevines debe ser constante y rica en nutrientes. Tendremos que cuidarlos bien y vigilarlos mucho y de forma frecuente para lograr que salgan adelante. De hecho los pequeños no admitirán comida comercial sino únicamente ese zooplancton que logremos cultivar por nosotros mismos. Esto no es nada fácil y requiere de experiencia y pericia, pero no es imposible.

Acuario de la Nemateleotris Decora

acuario nemateleotris decora

El agua debe estar a una temperatura más bien cálida, entre los valores de 22 a 28 °C y disponer de una buena oxigenación. Como es habitual en las recreaciones coralinas el pH y la dureza del líquido elemento debe estar en valores neutros. El tamaño del estanque puede ser moderado con 80 litros por pez de este tipo como valor mínimo suficiente.

El sustrato debe ser grueso, compuesto por una mezcla de arena. A la hora de realizar la decoración debemos proporcionarle con la disposición de las rocas y las plantas huecos o cuevas siempre con suelo de arena o zonas con sombra u oscuras. De hecho se instalará en uno de estos huecos, haciendo de él su hogar, y les veremos reposando frente a ella suspendidos en las corrientes. Por este motivo deberemos simular movimientos de agua frente a los escondrijos. Los acuarios de estos animales, por tanto, exigen un esfuerzo de diseño en este sentido donde deberemos ajustar estos elementos para que se sucedan juntos y en armonía.

Los compañeros de pecera pueden ser los habituales de los hábitats coralinos ya que tienen personalidades similares. Deberemos evitar, eso sí, la presencia de anémonas que los atacarán con sus urticantes picaduras y de peces de gran tamaño o nado nervioso ante los que se esconderán con frecuencia privándonos de nuestra belleza. Sus compañeros no deben ser voraces o dejarán a nuestros peces dardo sin alimento llegando incluso a matarlos de hambre. Los valores de nitritos no deberán superar los 10 por milímetro cuadrado de agua.

Para alimentarlos optaremos por las clásicas escamas o la artemia. Podemos combinarlo con presentaciones de carne congelada como calamar o pescado crudo bien troceado. Los alimentos que no sean ingeridos deberán ser retirados pues no los cogerán si están en el suelo de la pecera y solo contribuirán a llenar de nitritos el ambiente.