Pez Gourami

Pez Gurami o Gourami

Si te gustan los acuarios seguro que ya conoces bien a ese usual habitante. Es una familia de peces bastante habitual en las peceras, ya que resultan muy sencillos de mantener y, a cambio, nos ofrecen un montón de posibilidades ornamentales.

Hoy conocemos a la familia en general de animales de los ya conocemos algunos miembros más particulares, como el pez betta. Veremos como todos los peces que se incluyen bajo este subgrupo tienen una serie de características comunes.

La familia gurami

Los Osphronemidae son un subgrupo familiar de peces que se encuentra dentro de un grupo que ya conocemos, los Laberíntidos. A los Laberíntidos se les conoce comúnmente como peces gurami. Estos peces tienen entre sus filas a animales muy conocidos por ejemplo el pez betta, el pez paraíso, el gurami perla y la colisa enana.

Esta familia se caracteriza por el órgano que le da nombre, el laberíntido. Con este órgano pueden tomar el aire de la superficie y aprovechar el oxígeno del mismo. De este modo pueden, sin problema, sobrevivir en aguas donde mediante branquias no sería posible respirar. Como veremos, esto tiene grandes ventajas para su cuidado en el acuario.

La mayoría de peces de este tipo tienen una importancia ornamental y son altamente valorados entre los aficionados a los acuarios. De hecho, algunos de ellos se han mejorado mediante técnicas de reproducción para obtener colores más bellos y distan mucho de sus congéneres que viven en libertad, por ejemplo en que desarrollan un número atípico de aletas impares. Uno de los miembros de esta familia, en concreto el Osphronemus gourami suele ser pescado para consumo humano, pero es el único que para nosotros tiene este valor.

 

pez betta
Ficha sobre el Pez Betta

Hábitat natural del pez gourami

Son naturales de las aguas de las lagunas o charcas, como las que se forman en los arrozales, de países de Asia como Malasia, Corea, Pakistán o China. Son capaces de sobrevivir incluso en aguas contaminadas, hostiles o poco oxigenadas pues poseen un órgano, el laberíntido, que les ayuda a tomar el aire de la superficie y aprovecharlo.

Como es un pez gurami

 

como son los peces gourami

Son peces de pequeño tamaño en su mayoría. La excepción la encontramos en el caso del pez  Osphronemus gourami que prácticamente alcanza el metro de longitud, por ello es aprovechado para su consumo, pues un único ejemplar puede dar bastante carne aprovechable.

El cuerpo de los gurami está comprimido por los lados y es alargado, tomando forma de óvalo. Está recubierto de escamas que brillan con preciosos colores cuando les impacta la luz del sol. La coloración y la decoración va a depender de la subespecie concreta de pez. Si quieres más información sobre alguno de ellos, te animamos a que visites su ficha.

Como comentábamos previamente, los peces gurami tienen una serie de aletas impares. Este dato es curioso, ya que normalmente los animales marinos tienden al equilibrio y por tanto su número de aletas es par. Si los gurami presentan un número impar de aletas se debe a las técnicas de ingeniería genética a las que se ven sometidos para conseguir ejemplares de preciosa coloración. Muchos de los miembros de esta familia tienen en su parte inferior y saliendo de su pelvis una especie de pelo largo conocido como trichogaster o cabello del vientre.

Reproducción

Procuraremos un acuario aparte para la reproducción y la puesta de los huevos. La tranquilidad que le da a la pareja no tener que luchar por el territorio ni tener que defender a sus pequeños de otros peces, les ayuda a empezar a realizar su nido y comenzar el rito de apareamiento.

Entre las acciones que podemos realizar para estimular la reproducción es alimentar a la pareja de peces gurami con alimento vivo durante una semana antes de moverlos a la pecera de desove. De este modo tomarán fuerzas y estarán listos para el rito. El agua del estanque apartado debe tener las mismas condiciones que la del acuario origen. Se recomienda introducir primero a la hembra en el nuevo estanque para después pasar al macho.

Como para otros de su familia, el nido se compone de una serie de burbujas.

El acuario del pez gourami

 

A la hora de diseñar nuestro acuario tendremos en cuenta varias cuestiones fundamentales. La primera es que este pez necesita para sobrevivir cómodamente de la presencia de un buen número de plantas acuáticas entre las que poder refugiarse. Elegiremos aquellas plantas naturales de su entorno de libertad, esto es, propias de los ríos asiáticos. Otra cuestión que deberemos conocer a la perfección es el hábito que tienen estos peces de subir a la superficie para tomar el aire. De este modo, dispondremos en la parte superior del acuario de un hueco para pueda hacer esto. Podemos colocar una tapa a fin de que no salte. Cuidado con colocar en esta posición los filtros, que podrían succionar a nuestra mascota. Mejor los colocaremos el posición lateral.

En cuanto a las características del agua en las que debe vivir, no son difíciles de conseguir. La temperatura puede situarse en un rango entre los 22ºC y los 28ºC. El pH será más bien neutro situándose en torno a los valores de 7. Cada especie particular de gourami requiere de un pH distinto, te recomendamos que te informes específicamente sobre tu pez.

Alimentar un pez gourami

 

Estos peces comen tanto plantas como proteína y aceptan varios tipos de presentaciones. Ofreceremos, preferentemente, alimento vivo ya que les gusta mucho depredar a sus presas. Sobre todo intentaremos que pasen los alimentos bastante tiempo flotando o cerca de la superficie ya que será el lugar preferente para la ingesta. Procuramos siempre bocados pequeños ajustados a su boca, de ese modo la alimentación será 100% eficaz.

Dado que suben a la superficie para respirar podemos pensar que los alimentos flotantes son una buena idea. Pero no es así, colocar insectos, por ejemplo, en esta posición puede incitarles a querer saltar para cazarlas lo cual puede resultar peligroso para ellos.