Pez Gato de Bronce

pez gato de bronce peces bonitos

Pez Gato de Bronce o Coridora Bronceada

Hay múltiples nombres para este tipo de animal. Es natural y suele ocurrir para algunos peces pues el estudio por parte de la comunidad científica es complicado debido a las dificultades para situarse de forma cómoda en las profundidades. De esta manera, los habitantes de distintas partes han denominado a estos seres que observan en su día a día de formas diversas. Para el gato de bronce esto es realmente así y es conocido como coridora bronceada, limpiafondo de bronce, barrefondo bronceado o simplemente tachuela. Como vemos los nombres hacen referencia a dos de sus características, el color de un tono bronce y a su función en el biotopo, el de limpiar los fondos marinos.

Conozcamos un poco más a este pez, no solo por su belleza particular sino también por lo que puede aportar a tu pecera.

Hábitat

Es un animal de aguas dulces presente a lo largo de toda América, desde el norte hasta el sur, llegando a encontrarlo incluso en el río de la Plata. Para poder observarlo deberemos buscar en los fondos de dichas aguas.

¿Cómo es un pez gato de bronce?

como es un pez gato de bronce

No posee escamas, sino que está protegido por dos placas de compuestas por el mismo material que los huesos. Dichas placas se conforman de otras más pequeñas, una de ellas tiene en total 21 y la otra 19 subplacas. Su color es el bronce de forma general. Algunos ejemplares son albinos y ellos están ganando terreno en las tiendas de animales. Este subtipo albino tiene las aletas tanto dorsal como anal más alargadas que su congénere bronceado. Su forma es triangular y aplastada en los laterales siendo su cabeza algo compacta si la comparamos con el resto de su cuerpo. En su dorso podemos observar una segunda aleta, algo realmente peculiar y único de esta especie. Esta aleta recibe el nombre de “adiposa” por su composición.

En cuanto al color, la base es marrón con subtonalidades amarillas o rojizas. Al observar la cabeza y los laterales podremos ver los destellos bronceados o incluso en ocasiones verdosos.

Puede alcanzar los 7 centímetros de longitud. Se suele decir que su lomo tiene forma arqueada. Las hembras suelen ser mayores que los machos, aunque esto no ha sido establecido con seguridad. Otras diferencias entre los géneros es que los machos tienen un color más claro y las aletas acabadas en forma puntiaguda y ellas son menos espectaculares y sus aletas son redondeadas.

En su boca presenta una serie de bigotes, unos seis, los barbillones, unos órganos sensoriales que les permite escarbar en los fondos e incluso adherirse en algunos lugares. Los ojos también le ayudan a escrutar posibles víctimas que poder llevarse a la boca.

Puede vivir en aguas turbias o contaminadas gracias a su sistema pulmonar altamente respiratorio para estos casos. Si se ve empujado a ello puede ascender a la superficie y tomar el oxígeno del aire directamente.

Comportamiento del pez gato de bronce

El gregarismo es su forma de vida, conviviendo en grupos de hasta 4 compañeros. Esta compañía es esencial para mantener alto su estado de ánimo.

Alimentación

Su dieta base es carnívora, le gusta comer aquellos gusanos que encuentra en el fondo marino en sus constantes rastreos. Esa es su favorita, pero podrá alimentarse de casi cualquier ser vivo en cualquiera de las presentaciones habituales, ya sea en vivo, seco, congelado o en escamas. No es necesario habituarle a estos alimentos ya que los aceptará de buen grado desde el principio.

Puede complementarse esto con materia vegetal pero teniendo en cuenta que deberán presentarse previamente congeladas.

Reproducción

reproduccion del pez gato de bronce

Suele propiciarse ante una bajada en la temperatura del agua. Antes de la reproducción observaremos como el macho nada nervioso por todo el acuario. La hembra se colocará en el fondo cerca de alguna planta seguida del macho de cerca. Ambos se colocan en una posición de T y tras varias horas depositan cerca de 200 huevos ya fecundados.

La hembra deposita los huevos en una planta a los que quedan unidos hasta su eclosión tras 5 días de gestación. Una vez nacidos se alimentarán de animales simples (unicelulares sobre todo) para después pasar a ingerir especímenes más complejos como los crustáceos aunque de tamaño reducido. Retiraremos los huevos en cuanto aparezcan pues los padres son propensos a alimentarse de ellos o bien de los alevines ya nacidos. Cuando los pequeños alcancen un buen tamaño podremos devolverlos a su lugar de origen.

En el acuario

en el acuario del pez gato de bronce

Para los amantes de los acuarios es una especie muy importante. Este pez tiene una hermosura especial dado sus brillos metalizados, pero quizá existan otras especies de colores o características físicas más especiales o llamativas. ¿A qué se debe, entonces, esta fascinación por el pez? Se trata de su importante función dentro de la pecera. Se encargará de eliminar los restos que caigan al fondo de la misma, quitándonos ese tedioso trabajo. A estos peces funcionales (que cumplen una determinada tarea) se les conoce como peces secundarios, y es que su función no es la ornamental sino de mantenimiento de los acuarios.

Son capaces de aguantar todo tipo de pH, excepto aquellos realmente ácidos, de modo que podremos introducirlos en casi cualquier acuario. Es esta resistencia lo que lo hace adecuado para su cría en cautividad con bastantes ventajas. No solo es tolerante con los pH sino también con las distintas temperaturas. Solo debemos buscar el pez criado o nacido en la temperatura adecuada. Su gran resistencia ha hecho que se haya esparcido por todo el mundo de modo que podemos encontrar ejemplares nacidos en todas las latitudes del mundo. Preguntaremos al criador que nos guiará en esta elección como ninguna otra persona podría hacer.

Los peces gato de bronce son realmente versátiles pues, aunque pasarán gran parte del tiempo en el fondo escarbando en busca de comida, en ciertos momentos subirán a la superficie a tomar aire. Debemos pues dejar un espacio superior en la pecera para que puedan hacerlo. La ventaja de estos comportamientos es la gran movilidad de estos animales por todo el acuario, algo realmente asombroso a nuestros ojos. Además, dada su personalidad pacífica serán adecuados para su convivencia con cualquier otra especie marina. Será positivo introducir un grupo de ellas, de cuatro individuos (como ocurre en libertad) para cuidar de su salud mental.