Pez escatófago

pez escatofago peces bonitos

Pez Argus Verde

El pez escatófago, también conocido como pez argus verde o escatófago manchado es familiar de las percas aunque no lo creas. Un animal que recuerda a los perros dálmata por su decoración de manchas negras sobre fondo blanco, te contaremos a continuación todo lo que deseas saber sobre este sorprendente pez. Recomendamos su cría en cautividad para aquellos que ya llevan un tiempo en la afición de los acuarios ya que aunque no es pez complejo requiere de experiencia.

Origen de su nombre

En latín escatófago significa que ingiere las heces de otros animales, sobre todo aves y otros peces.

Hábitat

Pez que pasa la mayor parte de su vida en agua salada, al que encontraremos en los océano Pacífico, principalmente en la zona que queda al norte de Australia.

Morfología del pez escatófago

morfologia del escatofago

Sufre de algunos cambios a lo largo de su vida para adaptarse a las diferentes condiciones que le surgen a lo largo de su ciclo de existencia. Primariamente, cuando son jóvenes recuerdan en cuanto a su aspecto y composición corporal al pez mariposa. Si quieres más información sobre él, aquí te dejamos una ficha completa. Es entonces cuando tienen una coloración que recuerda al jaspe con un brillo que hipnotiza y que hace que sus motas sean más definidas. Su cuerpo entonces es en forma de disco, redondo pero aplastado por los lados.

Al crecer presentan una forma hexagonal comprimida lateralmente. Sus aletas dorsal y anal son, proporcionalmente, simétricas y el resto disponen de una serie de espinas duras. Dicha característica les permite defenderse de depredadores al tener la capacidad de clavarlas provocando heridas importantes en todo aquel que pretenda manipularlo o bien atacarlo. En cuanto a su color, este es más oscuro de modo que los lunares son más difíciles de ver. Pueden llegar a conseguir los 30 centímetros de longitud en cautividad, superándolos en su hábitat natural. El paso de su juventud a la edad adulta se sucede de forma lenta, de modo que tendremos que tener paciencia si deseamos observarlo en su forma más desarrollada.

Presenta una boca con dientes afilados que le sirven para morder las plantas y las algas a fin de poder alimentarse de ellas. En cuanto a su esperanza de vida en condiciones ideales pueden llegar a vivir hasta 20 años.

Este que describimos aquí se trata de la variante del pez escatófago estándar, existiendo otra que lleva el apellido “rojo” y que presenta una franja de este color en su parte frontal.

Comportamiento

Son animales que viven en grupos de pequeño tamaño. Normalmente son tranquilos, pacíficos y de carácter alegre, pero puede mostrarse tímido si son decoraciones no se observan bien. Es curioso como cuando son jóvenes prefieren vivir en aguas completamente dulces para después ir pasando según se desarrollan a aguas con cierto nivel de sal, salobres, y por último en su edad adulta ser capaces de vivir en agua salada por completo. Claro que en los últimos años de su vida pueden vivir en aguas dulces, salobres o salada a voluntad, según consideren conveniente. Aunque esto parece una ventaja considerable en cuanto a nuestro acuario se refiere, veremos como lo recomendable es introducirlo en uno marino, se adaptarán sin problemas a él.

Reproducción

Se desconoce el proceso de procreación de este pez tanto en cautividad como en libertad.

Alimentación

alimentacion del escatofago

Como indicábamos previamente, este pez consume los desechos de otros peces e incluso de aves. Esto lo hacen ya que estos elementos son una importante fuente de urea, compuesto que les servirá para sobrevivir en aguas de diferentes niveles de sal.

En general es omnívoro pero no tiene la costumbre de depredar. Podemos darle, en cautividad, alimento vivo ya que lo aceptará bien, pero es mejor optar por nutrientes presentados en forma de papilla o congelado. Le daremos otros peces,carne e incluso mejillones, se complementará con invertebrados como larvas de mosquito y no olvidaremos nunca el aporte vegetal para el que podemos optar por lechuga, espinacas, algas o incluso avena.

El acuario del pez escatófago

 

Este animal debe vivir en peceras de agua salada o en aquellas que imiten el fondo marino. Puede vivir en un acuario con otras especies dada su personalidad pacífica. Debemos utilizar un estanque grande a fin de que pueda nadar con libertad, de al menos 200 litros. Son muy sensibles a la presencia de nitritos en el agua, de modo que vigilaremos especialmente este dato para que puedan vivir lo máximo posible con nosotros. Para ello dotaremos a nuestra pecera de un filtro que logre mantener a ralla estos nitratos y el amoniaco. Si no mantenemos estos niveles en los dato adecuados el pez desarrollará enfermedades como el punto blanco o podridura de aleta o el Oodinium.

el acuario del pez escatofago

A la hora de escoger un pez escatófago que añadir a nuestro acuario particular nos aseguraremos de que está en edad adulta ya que en su etapa joven viven en agua dulce y morirán si se les introduce en peceras de agua salada. Y viceversa. Aunque los peces adultos pueden vivir a su antojo en aguas dulces o saladas en distintos niveles de salobridad debemos tener en cuenta que cuando deciden pasar algo de su tiempo en aguas dulces lo hacen de forma breve, así un período largo podría dañar seriamente sus órganos, limitando de forma dramática su esperanza de vida. Otro motivo para meter a este animal en una pecera de agua salada en vez de en una de agua dulce es, ni más ni menos, que cuando son jóvenes ya presentan la costumbre de ingerir las heces de otros peces. El problema es que las defecaciones de peces de agua dulce no contienen urea sino amoniaco el cual puede ser letal.

La temperatura será más bien cálida de al menos 20ºC y no superándose nunca este valor en más de 10 puntos. Para poder recrear su hábitat añadiremos un montón de rocas y plantas a fin de crear escondites pero tenemos que dejar un área libre para que puedan nadar sin obstáculos tanto como quieran.

Siempre elegiremos otros compañeros de estanque para el pez pues debe vivir en grupo. Los peces de natación ágil o rápida son los mejores ya que esta especie si observa un animal más pasivo tenderá a mordisquear sus aletas.