Pez Cirujano de Ojo Amarillo

pez cirujano de ojo amarillo peces bonitos

Un pez hawaiano, el pez cirujano de ojo amarillo

Este familiar de los ya vistos como peces cirujanos es uno de los peces mejor considerados por los amantes de acuarios. Su fama se debe a su gran valor como conservador de la pecera pues su alimentación, eminentemente vegetariana como veremos a continuación se basa en consumir los restos no ingeridos por los otros miembros de la pecera, lo que ha caído en el sustrato o en las decoraciones o las algas nacidas dentro de nuestro agua. Estas pequeñas algas pueden ser muy molestas para nosotros al colorear el agua y los objetos de nuestro estanque que con tanto cariño habíamos diseñado, pero para los peces cirujano de ojo amarillo será todo un manjar de modo que nos ahorrarán la ardua tarea de tener que eliminarla con frecuencia.

Conozcamos más sobre este práctico compañero de pecera que además cuenta con un importante valor ornamental como estarás observando.

Hábitat natural del pez cirujano de ojo amarillo

Este pez es endémico de las aguas de Hawaii, en concreto de las zonas donde abundan los corales o arrecifes, como lo haría su primo el pez cirujano. Al ser una especie endémica únicamente puede encontrarse en el océano Pacífico en la zona antes señalada.

Morfología del pez cirujano de ojo amarillo

morfologia del pez cirujano de ojo amarillo

Como muchos otros del arrecife y desde luego como sus familiares directos, la forma que presenta es de disco, es decir ovalada pero comprimida por los laterales. Algo que enseguida llama la atención de este singular ejemplar es sin duda su boca adelantada. Debemos señalar que en los peces cirujano de ojo amarillo jóvenes este rasgo está aún más marcado siendo su boca de un aspecto más redondeado que cuando crecen. La boca en general es pequeña si la comparamos con el resto de su cuerpo situada en la zona inferior de su cabeza. Su cuerpo es de color marrón, decorado con un patrón de rayas paralelas horizontales que le dan ese aspecto azulado general. La decoración de su cabeza son puntos azules. Haciendo honor a su nombre dispone de un círculo amarillo que rodea su ojo, este rasgo irá oscureciéndose a medida que el animal va cumpliendo años. Esta decoración amarilla la podemos ver también en sus aletas laterales y en las partes más externas de su aleta. El patrón de coloración aquí descrito se refiere a su forma adulta, siendo cuándo son jóvenes de un color base más grisáceo y azulado y ya presentan este amarillo círculo en el ojo, además de unos labios de un azul brillante. El tamaño máximo que es capaz de alcanzar un miembro de esta especie es de 15 centímetros de longitud pero en libertad alcanzan el doble de tamaño.

Pasaremos ahora a hablar sobre sus espinas. Hay que reseñar que en el pedúnculo caudal dispone de una espina defensiva que no duda en utilizar cuando alguien o algo se aproxima a él aunque no sea con intención de atacar. Sobre el número total de espinas y radios blandos, de las primeras dispone de 11 repartidas la mayoría en la zona dorsal y hasta 50 radios blandos 25 en parte dorsal y 25 en la anal.

Alimentar a un pez cirujano de ojo amarillo

Cuando están en libertad molen los corales o el sustrato con sus fuertes dientes a fin de obtener fragmentos unicelulares de alga (las conocidas como diatomeas) así como materia orgánica e inorgánica de pequeño tamaño a fin de obtener un complemento a su dieta. No solo permitirán una mejor limpieza de nuestra pecera al alimentarse de las indeseables microalgas que en él naen sino que ayudarán a sus pequeños compañeros crustáceos ya que estas algas suelen depositarse sobre ellos poniendo en riesgo su supervivencia. En caso de que nuestro acuario no genere estas algas deberemos proporcionarlas nosotros, las algas deben ser pequeñas. Optaremos por espirulina, algunas verduras o incluso podemos complementar añadiendo artemia para que pueda disponer de las proteínas necesarias.

Comportamiento del pez cirujano de ojo amarillo

comportamiento del pez cirujano de ojo amarillo

Suelen ser bastante tolerantes con el resto de miembros de la comunidad, de modo que no temeremos conflictos en nuestra pecera, al menos iniciados por ellos. En caso de que se den desacuerdos dentro de nuestro estanque, estos peces no se mostrarán demasiado agresivos de modo que podemos confiar en que nadie sufrirá heridas dentro de nuestro hábitat en minuatura.

Habremos de cuidar de que el agua esté libre de infecciones y otros problemas ya que esta especie es propensa a padecer enfermedades de la piel como el punto blanco. Una lámpara que actúe para eliminar los gérmenes indeseados es un imprescindible para nuestro acuario si estos peces van a vivir en él.

La reproducción de los peces cirujano de ojo amarillo

Son peces que tardan bastante en alcanzar la madurez suficiente como para poder reproducirse. Esto sucede cuando adquieren su tamaño total completo. A diferencia de muchos otros peces, en este caso no son hermafroditas, sino que nacen sujetos machos y sujetos hembras que en ningún caso podrán mutar de género a lo largo de su vida. Las diferencias entre los géneros no son apreciables hasta que comienza el período de desove. Tienen la costumbre de realizar este proceso en las columnas de agua del océano, es decir, es una especie pelágica. Una vez puestos los huevos se despreocupan de ellos.

Acuario de un pez cirujano de ojo amarillo

acuario de un pez cirujano de color amarillo

En su etapa adulta gusta de nadar en zonas libre de obstáculos. No es así cuando es joven, momento en el que prefiere pasar todo el tiempo en las rocas u otros escondites de la pecera. De todas formas dado que el joven pez crecerá (o eso esperamos) usaremos unos 300 litros de capacidad por ejemplar de esta especie.

Las condiciones de su agua son las habituales para los acuarios que emulan las condiciones de un arrecife, pH básico, nada de amoníaco, nitratos por debajo de los valores de 10 por mililitro, temperatura cálida sobre los 25ºC y una salinidad de 1021.