Pez carpa dorada

Ficha sobre el pez carpa dorada- Carassius auratus

El pez dorado

Son ejemplares de largo recorrido histórico como animal ornamental. Fueron domesticadas hace casi más de 1000 años en China, primero para fines de consumo humano y posteriormente para su uso como adorno de estanques, donde luego pasó a las peceras. La mano del hombre también se nota en su peculiar coloración pues la carpa de forma natural suele ser de color planteado. Ya en año 300 después de Cristo se observa el primer pez con esta mutación. A través de las diversas reproducciones de la especie este color se logra mantener, así como una serie de modificaciones físicas que ayudan a incrementar su equilibrio estético.

Cerca del año 1000 los grandes emperadores Chinos comenzaron a adornar sus estanques privados con esos preciosos peces dorados, que les conferían estatus y eran perfectos remates para sus preciosos jardines. La costumbre de poner a peces en pequeñas peceras o acuarios comienza también aquí cuando los emperadores movían los peces a espacios más pequeños a fin de trasladarlos a los salones y deleitar a sus invitados. Su valor no hizo más que incrementar con los años pues, más tarde, de demostró un eficaz control contra las plagas de mosquitos.

Características físicas

caracteristicas fisicas pez carpa dorada

Presentan una serie de dientes dispuestos en una o varias filas, normalmente 8 por fila. Estos dientes se denominan faríngeos pues se encuentran en su garganta. Los labios son finos y delgados y en posición adelantada con respecto al resto de la cabeza.

Las mayores carpas pueden llegar a medir 60 centímetros y llegar a pesar 5 kilos.  Estas medidas resultan extraordinarias, de hecho normalmente suelen documentarse, como pasó con la carpa más grande jamás observada que tenía las medidas y pesos comentados anteriormente y que fue descubierta en Países Bajos en el año 2003. Lo normal es una medida estándar de longitud 30 centímetros y alrededor de los 3 kilos de peso, desde luego nada desdeñable. Estos animales son muy versátiles, de hecho pueden mantenerse en peceras pequeñas o redondas. En esos casos su esperanza de vida se reduce dramáticamente, llegando a solo 6 años cuando en libertad o en condiciones más óptimas llegan a vivir hasta 20 años.

En sus escamas disponen de una sustancia muy especial llamada cromatóforos que reaccionan con la luz del sol produciendo coloraciones realmente espectaculares. Dicha sustancia puede presentarse únicamente en las escamas o bien de forma generalizada en el cuerpo del pez. De hecho, conociendo este dato, si queremos cambiarle el color a nuestra carpa podremos modificar las condiciones de luz que la presentamos. Por ejemplo, para aclarar su color deberemos ponerle menos luz y para oscurecer haremos lo opuesto, siguiendo el criterio que tiene nuestra piel humana que se oscurece cuando se expone al sol. En situaciones extremas como la privación prolongada de luz estos peces pueden perder toda su coloración.

Comportamiento

Su característica más reseñable es sin duda su inteligencia. Varios estudios han demostrado la capacidad de estos peces para ser entrenados incluso en el accionamiento de palancas para obtener recompensas. Se estima que la memoria de estos ejemplares se extiende hasta los 3 meses, y gracias a ellos, se ha podido desterrar la idea común de que los peces tienen memorias de pocos segundos. Algunos estudios demuestran que los peces son incluso capaces de reconocer rostros humanos y almacenarlos de alguna forma, dando lugar a comportamientos o respuestas más favorables o de tranquilidad ante rostros que ya conocen antes que a personas no desconocidas. Estos datos deben replicarse debidamente, pero los hallazgos son desde luego muy interesantes.

De hecho, esta gran inteligencia les ha hecho adaptarse a ambientes muy distintos, mostrando comportamientos de toda clase que varían en función del lugar donde residen. Sin duda, todo un ejemplo de adaptación que solo podría ser comparado al de los humanos.

Reproducción

reproduccion pez carpa dorada

Son animales realmente prolíferos en cautividad, de modo que se conocen bien sus ciclos reproductivos. Los huevos que ponen se adhieren a las plantas acuáticas para después eclosionar a las 72 horas dando lugar a diminutos alevines, del tamaño de una pestaña. En tan solo una semana los pequeños adquieren la forma de pez adulto y crecen exponencialmente pero tardarán hasta un año en tener un color espectacular, momento hasta que serán de un color marrón metalizado. Dicho crecimiento tan acelerado se sucede como método para evitar ser devorado por otros peces de mayor tamaño. En este caso, las propias carpas pueden ingerir a sus crías al confundirlas con otros seres comestibles. De modo que, al ver huevos en nuestra pecera, será necesario trasladarlos a otra pecera para evitar que perezcan en estas primeras semanas.

alevines pez carpa dorada

Para que los peces carpa se reproduzcan deberemos asegurar la completa pulcritud de sus aguas, midiendo y cuidando en todo momentos los valores de pH, temperatura, dureza y oxigenación. De ese modo permitimos que los peces se desarrollen sexualmente y puedan dar inicio a las actividades de cortejo. Debemos ser cuidadosos en este aspecto pues algunos científicos han señalado que solo unas condiciones perfectas del agua permiten a los peces carpa alcanzar su madurez sexual plena.

Como en el caso de la mayoría de peces, la reproducción en libertad se sucede en el período de la primavera tras un incremento en la temperatura de las aguas. Si deseamos pequeñas carpas lo que deberemos hacer es precisamente esto, subir un poco la temperatura para incentivar este comportamiento sexual en ellas. Podemos imaginar el papel fundamental que adquiere la correcta decoración pues será en las plantas acuáticas que hayamos colocado donde los huevos serán depositados. Las plantas de hoja plana serán ideales para estos fines.

Reproducir un pez carpa dorado

Observaremos, cumplidas las condiciones anteriores, como un macho persigue a la hembra golpeándola en varias ocasiones hasta que esta dispensa los huevos. En ese momento él procede a la fecundación. Cuando se aleje deberemos retirar los huevos a otro estanque con los mismos valores en su medio.

Dados los múltiples cruces que se han producido en esta especie de pez podemos tener entre manos un individuo no apto para reproducirse. El ingenio humano ha ideado una solución a estos problemas creando un método de reproducción asistida comúnmente denominada “mano pela”. Este método es solo apto para expertos ya que, mal hecho, puede dañar al animal seriamente. Por ese motivo, dejaremos a los criadores y otros profesionales que lo pongan en práctica, aunque lo nombramos como mera curiosidad.