Perca Enana de Fridman

perca enana de friedman peces bonitos

La perca enana o la castañuela orquídea

Hoy vamos a conocer a uno de los peces más conocidos entre los aficionados al mundo marino y a los acuarios, la perca enana de Fridman. A este pez se le suele conocer por distintas denominaciones, entre la que destaca la denominación del título, perca enana hace referencia a sus similitudes morfológicas con este tipo de peces. Pertenece a la familia de los Pseudochromidae de la que ya conocemos al  pez Abuela Real del Caribe. A los peces de esta familia se les conoce en ocasiones como “castañuelas”. El apellido orquídea viene sin duda dado por su espectacular color morado, de una intensidad similar a las flores.

Es un pez realmente bello, que en el pasado solo fue apto para un número limitado de personas pero que ahora se presenta mucho más asequible para todos los bolsillos, desde que se ha logrado su cría en cautividad.

Conozcamos ya algo más sobre este hermoso ejemplar.

Hábitat

Vive en profundidades de hasta 60 metros y su captura no es nada fácil. Esto hace que en el pasado su precio fuese realmente prohibitivo. No se considera una especie en peligro pues desde hace años es posible su conservación en cautividad. Es natural del Mar Rojo y de las aguas que bañan el Golfo de Aqaba, es decir podemos encontrarlo en países como Israel, Egipto, Arabia Saudita o Jordania. 

habitat de la perca enana de friedman

Su lugares favoritos para resguardarse son las cuevas y agujeros que se forman en el coral o en las paredes verticales donde se le suele encontrar. También pueden vivir en determinadas lagunas si estas cumplen con las condiciones necesarias para su supervivencia.

Características físicas de la perca Enana de Fridman

caracteristicas fisicas de la perca enana de friedmancaracteristicas fisicas de la perca enana de friedman

La forma de su cuerpo es de huso. El color morado es protagonista tanto en torso como en aletas. Una raya negra atraviesa su ojo desde la boca hasta el opérculo, recordándonos enormemente a otros miembros de su familia, como el antes mencionado pez Abuela Real del Caribe. Aparentemente es muy similar a otro pez, el pictichromis porphyreus al que de hecho se le conoce también como perca enana, pero en este caso acompañada del apellido magenta, haciendo referencia a su color. La raya negra del ojo permite diferenciar sin dar lugar a error a estos dos tipos de ejemplares.

Su longitud puede llegar a los 6 centímetros para los varones. Otras diferencias observables, son la mayor coloración del macho, así como presentar una prolongación en su cola que recuerda en cierto sentido a un pincel.  Un pez de esta especie puede llegar a vivir hasta 7 años. 

Comportamiento

Son muy territoriales con otros de su especie. Para evitar conflictos en nuestro acuario, solo tendremos una pareja de percas enanas de Fridman. Pueden convivir fácilmente con otros animales siempre que los colores sean bastante diferentes y no sean algunos de sus potenciales depredadores, como el pez león.

Es un animal bastante resistente y, por tanto, sencillo de mantener de modo que se recomienda su crianza para los más inexpertos. 

Alimentación

alimentacion de la perca enana de friedman

En libertad le gusta comer especies microscópicas que conforman el bentos como el zooplacton y pequeños crustáceos. Para su dieta en cautividad presentaremos bastante variedad de elementos. Permitiremos que pueda cazar moluscos vivos, pero podemos acompañar con alimento congelado, seco o liofilizado. Estas variedades comerciales deben estar enriquecidas con vitaminas. Algunas posibilidades comerciales son las escamas, la artemia, mysis, bosmiden, cíclopes, los huevos de langosta, y krill picado.

Reproducción

Completamente hermafroditas, siendo posible adquirir cualquiera de los sexo en el momento que sea necesario. Al establecerse en parejas, el individuo de mayor tamaño presentará el género masculino. El proceso de maduración sexual dura tres meses, y tras ello ya podrán reproducirse sin problema. Para el apareamiento el macho puede llevar a la hembra a una cueva y allí será donde se coloquen los huevos

Sus huevos, que se fertilizan de forma externa como en la mayoría de peces. La hembra dispondrá una masa pegajosa de huevos que se adhieren a las rocas mientras el macho procede a su fertilización. Durante la gestación, que dura una semana, el macho se encarga del cuidado de los huevos procurando su buena oxigenación.

El paso de larva a alevin puede alargarse hasta un mes. En este período su alimentación serán las artemias que deben estar enriquecidas. Las larvas bien alimentadas y cuidadas pueden llegar a crecer muy rápido llegando a doblar su tamaño en tan solo una semana. Durante este crecimiento, las larvas ya tienen un valor ornamental pues son de un bonito color rosado.

Vida en el acuario de la perca enana de Fridman

vida en el acuario de una perca enana de friedman

A la hora de construir un acuario para este pez, intentaremos imitar su hábitat natural introduciendo las clásicas decoraciones y procurando las condiciones básicas de los acuarios de coral. Como en todos los casos de este tipo, construiremos un acuario con espacio libre para poder nadar y cazar libremente además de una zona de oscuridad con recovecos entre las rocas, que pueden estar dispuestas de forma vertical, como sucedería en su entorno natural.

Si buscamos compañeros para nuestro pez morado, tendremos en cuenta que los moluscos y crustáceos de pequeño tamaño son sus presas en la naturaleza, de modo que no mantendremos en el mismo estanque a mascotas de este tipo a no ser que queramos que la perca enana ingiera al crustáceo. Una buena idea para crear un acuario interesante es poder introducir a una pareja de forma simultánea en el acuario. Mejor si dicha pareja ya estaba formada en el acuario de origen.

El agua debe presentar corrientes moderadas y una buena oxigenación y será depositada en un contenedor de 100 litros por pez de este tipo. Podrá aguantar bien los cambios de sal, pero no si el agua no tiene oxigeno suficiente.

La mayoría de los peces que adquiriremos son nacidos en cautividad de modo que toleran con facilidad alimentos comerciales o en varias presentaciones. La artemia o las escamas son buenas ideas para poder compaginar con los moluscos vivos.