Camarón mantis

Camaron-Mantis peces bonitos

Camarón mantis

Conocida como mantis marina, langosta boxeadora, langosta marina, camarón pavo real o esquilas en un animal con algunas características realmente impresionantes. Su nombre viene dado por su morfología algo similar a la mantis religiosa. Es el único animal dentro del orden de los hoplocáridos. Sin embargo se le reconocen 12 familias, cerca de 70 géneros y nada más y nada menos que 350 especies.

Características físicas

caracteristicas fisicas del camaron mantis

Dispone de unos colores realmente brillantes y únicos. De una forma muy similar a su hermana terrestre, la religiosa, esta tiene una coloración mucho más llamativa como el rojo, el verde brillante y el azul. Su exoesqueleto es fuerte de modo que está protegida contra golpes y otras arremetidas. Hay que considerar que propinar golpes es precisamente la forma en que ella caza de modo que no sufre daños aunque se enfrente a durezas elevadas.  La longitud máxima del animal es de 18 centímetro.

Sin duda uno de sus aspectos sobresalientes es su excelente visión. Dispone de un par de grandes ojos situados en la parte alta de su cuerpo. Los globos oculares funcionan por separado de modo que pueden hacer un rastreo perfecto de dónde están las presas. De esta forma tiene una información el triple de buena de la que tendría un ser humano al disponer de un sistema de referencia más que nosotros.  Su ojo se divide en tres secciones y puede ofrecer la visión del mismo objeto desde las tres ópticas diferentes. Esta información visual integrada permite al camarón mantis tener una excelente visión de profundidad. Es capaz de percibir luz infrarroja, ultravioleta y polarizada así como 12 colores. Esto es posible gracias a la disposición de una serie de omatidio en hileras de seis. Su visión le permite reconocer objetos sin apenas esfuerzo cognitivo. La luz polarizada otorga información de los campos electromagnéticos que rodean al animal, haciéndolo inmune ante métodos como escondites o mímesis. Desde luego, para una presa de la mantis marina es imposible esconderse.

Estas características son tan impresionantes que los científicos las están estudiando con detenimiento para replicarlas de algún modo en la tecnología.

Sus pinzas inferiores, 10 en total, le confieren gran velocidad, llegando a poder alcanzar los 100 km/hora.

Hábitat

Es originaria de los mares del Caribe y se la puede encontrar en el Pacífico y el Índico. Su más alta concentración se encuentra en Hawaii. Prefiere los entornos coralinos, donde sin duda encontrará multitud de presas. Forma parte indispensable de lo que se conoce como bentos en los hábitat de coral y arrecife.

Alimentación

Sobre todo es carnívoro aunque las presas que prefiere son realmente variadas, no le hace ascos a moluscos, crustáceos, peces e incluso a los de su propia especie, observándose casos de canibalismo.

Comportamiento

comportamiento del camaron mantis

Es realmente agresivo y violento y de una fuerza asombrosa ya que de una patada puede destrozar cristales o caparazones de crustáceos. No se deja amedrentar por nada, enfrentándose a todo tipo de seres aunque le doblen el tamaño. Es un animal eminentemente solitario. Es temida hasta por los buceadores que le apodan “la rompe pulgares” ya que al intentar interactuar con ella dañan estas partes del cuerpo de los humanos. Mucho cuidado en las peceras pues pueden romper con facilidad cristales de grosor inferior a 6 cm.

El movimiento de sus pinzas que le asemeja a un boxeador se da mediante un complejo sistema de palanca presión diseñado con un complejo entramado de huesos en cadena que le permite lanzar un golpe de una envergadura tal que puede alcanzar una velocidad de 350 metros por segundo, esto equivale a 100 kilómetros por hora. La atroz combinación de velocidad y dureza en el material de su caparazón hace que sus golpes resulten mortales para la mayoría de compañeros de hábitat.

Este agresivo comportamiento hace que apenas tenga enemigos y que sea posible que todos los animales marinos se mantengan alejada de ella. Por ese motivo se la puede ver en ocasiones destruyendo animales hasta 8 veces superiores a ella que, sin duda, se confiaron demasiado.

Depredadores

Aunque parezca increíble algunos animales mucho más grandes que él pueden darle caza y consumirlo. De hecho, forman parte de una manera innegable de la cadena alimentaria, contribuyendo al mantenimiento en óptimas condiciones de su hábitat.

Reproducción

reproduccion del camaron mantis

Las hembras son fértiles dependiendo del ciclo lunar. Gracias a sus potentes ojos pueden percibir el estado de las mareas y responder al mismo, esta será la señal marina de que la luna está cambiando. Este dato es detectado especialmente por los machos que no iniciarán labores de cortejo en vano, sino únicamente cuando las compañeras están en celo.

Para llamar la atención de la hembra el macho le lanza una serie de luces estroboscópicas polarizadas que ellos son capaces de percibir. La hembra elegirá al macho que la está deslumbrando, de ese modo se decanta por el más brillante. La manera en la que establecen que ambos están de acuerdo con la reproducción es que la hembra a su vez emite luces del mismo calado. Estos animales son monógamos y pueden reproducirse a lo largo de todo el año. Durante su ciclo vital pueden llegar a engendrar hasta 30 crías. Pueden convivir hasta por 20 años con la misma pareja, compartiendo su día a día y su madriguera. Es una de las especies marinas que destacan en el aspecto del emparejamiento a largo plazo. Es posible que se creen dos nidos, uno que cuidará la hembra y otro que lo hará el macho y de esa manera procurar una mayor supervivencia de las crías.

Una vez nacidos los pequeños, todas dependen de la caza que realiza el macho pues la hembra y las demás se encargan de la crianza de los recién nacidos camarones.

La hembra desova en su vientre donde llevará a los huevos hasta una madriguera donde lo incubará.

En la cocina

En muchos lugares del mundo se consume, por ejemplo, en Japón en presentaciones como el sushi, al vapor o a la plancha. Aunque no tiene mucha carne tiene un sabor mucho más intenso a langosta que las propias langostas. Es un alimento saludable al no resultar apenas graso.