Caballito de mar

caballito-de-mar peces bonitos

Hipocampo de mar

El caballito de mar es uno de los seres marino más conocidos por todos. Su grácil y reconocible forma lo hace perfecto para introducirnos en el conocimiento de los mares. Los más pequeños de la casa probablemente ya hayan oído hablar sobre él ya que es fácil reconocerlo y admirarlo. Son un personaje común en el imaginario infantil, siendo la montura de sirenas y tritones o compañeros de viaje de los protagonistas, como en la película Buscando a Nemo. Así mismo, algunas de sus características son conocidas por el gran público, siendo tema frecuente en el ámbito de la cultura popular. Sus características reproductivas es algo que no es relativamente desconocido por las personas no expertas en peces.

Origen del término Hipocampo

Su nombre hace referencia a su cabeza, alargada que recuerda a la de los caballos. De ahí la denominación Hippo. En cuanto a campus hace referencia a su condición marina pues sigifica “monstruo de mar”.

Tipos de Caballito de Mar

Se admiten hasta 52 subespecies de Caballitos de Mar, siendo estas las siguientes.

Hippocampus abdominalis.
Hippocampus alatus.
Hippocampus algiricus.
Hippocampus angustus.
Hippocampus barbouri.
Hippocampus bargibanti.
Hippocampus biocellatus.
Hippocampus borboniensis.
Hippocampus breviceps.
Hippocampus camelopardalis.
Hippocampus capensis.
Hippocampus colemani.
Hippocampus comes.
Hippocampus coronatus.
Hippocampus debelius.
Hippocampus denise.
Hippocampus erectus.
Hippocampus fisheri.
Hippocampus fuscus.
Hippocampus grandiceps.
Hippocampus guttulatus.
Hippocampus hendriki.
Hippocampus hippocampus.
Hippocampus histrix.
Hippocampus ingens.
Hippocampus jayakari.
Hippocampus jugumus.
Hippocampus kelloggi.
Hippocampus kuda.
Hippocampus lichtensteinii.
Hippocampus minotaur.
Hippocampus mohnikei.
Hippocampus montebelloensis.
Hippocampus multispinus.
Hippocampus paradoxus.
Hippocampus patagonicus.
Hippocampus pontohi.
Hippocampus procerus.
Hippocampus pusillus.
Hippocampus queenslandicus.
Hippocampus reidi.
Hippocampus satomiae.
Hippocampus semispinosus.
Hippocampus severnsi.
Hippocampus sindonis.
Hippocampus spinosissimus.
Hippocampus subelongatus.
Hippocampus trimaculatus.
Hippocampus tyro.
Hippocampus waleananus.
Hippocampus whitei.
Hippocampus zebra.
Hippocampus zosterae.

Hábitat del caballito de mar

Es un animal marino de agua salada, al que podremos encontrar sobre todo en aguas de temperaturas templadas o cálidas como las del océano Pacífico, Índico y Atlántico según la zona y en los mares Rojo y Mediterráneo. Los lugares que eligen como hábitat son aquellos en los que pueden disponer de una importante compañía marina y vegetal, como pueden ser los arrecifes o los manglares.

Características físicas

caracteristicas fisicas del caballito de mar

Su cuerpo se rodea de anillos cuya composición es similar a los huesos. Mantienen una posición erguida en todo momento y tienen alineada la cabeza en un ángulo de 90º con respecto a la línea del suelo. Esto hace que tengan una forma propia de nadar no observaba en ningún otro tipo de animal marino. La postura recta pueden mantenerla gracias al impulso que reciben de las pequeñas aletas laterales y utilizando sus vejigas natatorias, un órgano que les sirve para mantener la flotación. Algo muy llamativo es que presentan columna vertebral, algo que sin duda se ha desarrollado para favorecer la posición erguida.

La aleta que presentan en la parte posterior de la espalda es la que les vale para impulsarse y avanzar, moviéndola, de media, unas tres veces por segundo. Su forma de abanico permite un impulso en el medio acuático de buena calidad.

En la parte final presentan una cola prensil en vez de la habitual aleta de cola del resto de peces. Esta cola puede amarrarse a cosas, habitualmente corales u otras plantas. A la hora de la natación dicha cola se resguarda en forma de espiral para no desequilibrar al animal.

En cuanto a su coloración varía en función del entorno en el que se encuentren, es decir, es una especie que puede mimetizarse con su entorno. Esto es su estrategia fundamental de defensa ante los depredadores pues sus lentos movimientos los harían proclives a ser devorados.

Sobre su tamaño, varía en función de la especie, teniendo algunos muy pequeños de apenas 10 milímetros y otros que pueden llegar a los 30 centímetros.

Depredadores

Los peces que suelen ingerir Caballitos de Mar son aquellos de gran tamaño como atunes, el pez dorado y en ocasiones animales de costa como las gaviotas o los cangrejos.

Comportamiento del caballito de mar

comportamiento del caballito de mar

Estos animales se comunican unos con otros a través de un sistema sonoro que recuerda a una especie de chasquido. Este sonido puede conseguirse con dos métodos, por un lado rozan su cabeza con los anillos óseos que rodean su cuerpo en un rápido movimiento y por otro al aspirar a las presas que ingieren por su alargado morro. Este último método es el único de los dos que ha sido observado en cautividad.

Las hembras son muy territoriales, llegando a ser realmente agresivas con quien irrumpe en su hogar. Los machos también lo son, pero su espacio no suele ser mayor que el de un metro cuadrado, siendo el de ellas cien veces superior.

Alimentación

Gracias a los sistemas perceptivos que poseen son buenos depredadores. Sus sistema visual tiene una buena movilidad ocular de modo que pueden detectar presas con facilidad. Delante de los ojos, en la parte final del alargado morro disponen de células olfativas de gran precisión que pueden detectar variaciones en el agua una vez ha sido filtrada por las fosas que las rodean. Pueden detectar vibraciones mediante su sistema auditivo compuesto por una cadena de huesecillos, al igual que en los humanos. La base de su nutrición son pequeños invertebrados como los crustáceos.

Son realmente voraces, introducen al alimento mediante aspiración gracias a su hocico alargado y no lo trituran al carecer de dentición. La cantidad ingerida es realmente elevada en cada toma ya que sus digestiones son largas.

Reproducción del caballito de mar

reproduccion del caballito de mar

El comportamiento reproductivo del caballito de mar es realmente curioso y por ese motivo es son tan conocidos algunos de sus aspectos por el gran público.

La reproducción comienza con un baile de cortejo entre la pareja. Dicho baile viene estimulado por el aumento de la temperatura del agua. En un momento determinado entrelazan sus colas y continúan con la danza así unidos durante un tiempo aproximado de media hora. Cuando han terminado, unen sus vientres y la hembra pasa los huevos que alberga en su interior al macho gracias a un órgano denominado papila genital mientras él expulsa líquido seminal al agua. De esta manera, los huevos se fecundan según van introduciéndose en la bolsa que posee el macho, donde serán gestados los alevines llamada marsupio. Este proceso sucede de una forma muy rápida, en apenas 6 segundos y es la forma en la que la hembra se asegura de que la mayoría de los huevos que el macho va a gestar son suyos, procurando la monogamia en la pareja.

El marsupio contiene una sustancia que los rodea, similar al líquido amniótico humano que va cambiando su composición según el “embarazo” avanza de modo que su composición va pareciéndose a la del agua marina, para evitar que los pequeños se estresen mucho al nacer.

A la hora del nacimiento, se produce un verdadero parto. La gestación se puede prolongar hasta 6 semanas y, una vez llegado el momento, el macho frotará su vientre con una superficie dura y gracias a determinadas contracciones de su cuerpo dejará salir a los pequeños durante horas. Este proceso puede dejarle realmente exhausto. Las crías son morfológicamente similares a los adultos, solo que de menor tamaño, e irán entrando y saliendo de la bolsa marsupio en los primeros días de vida según observen peligros o no en su entorno.

Relación con el ser humano

el acuario del caballito de mar

Son animales que en el acuario tienen una vida muy corta a pesar de los cuidados más expertos. Esto se debe a la frágil psicología de la especie que se puede estresar rápidamente en cautividad.

Es una especie considerada en peligro de extinción debido a la destrucción humana de sus entornos de vida. La pesca es un verdadero problema en algunos lugares del mundo, como Oriente donde se usa para preparar algunos remedios tradicionales de la medicina alternativa. Su fama no le ayuda en este caso siendo buscado por aficionados a los acuarios de todo el mundo.